01 Jul 2019

La Bolsera apuesta por el cuidado del medioambiente

En La Bolsera trabajamos con materiales de alta calidad para la fabricación de todos nuestros artículos. Buscamos siempre el uso de productos ecológicos que nos permitan ayudar en la protección del entorno, es decir, que garanticen que su uso será responsable hacia el medioambiente.

Debemos tener en cuenta que gran parte de los clientes que confían en nosotros forman parte del sector de la hostelería. Es por ello que tenemos la responsabilidad de ofrecer un producto no solo con un diseño atractivo, sino fabricados con un material de fácil reciclaje y degradable.

¿Qué es el PLA?

El poliácido láctico o PLA, se trata de un polímero formado por moléculas de ácido láctico, cuyas características son muy similares a las del envase PET, uno de los tipos de plástico más utilizados para botellas y envases, con la diferencia de que el PLA es fácilmente degradable, tanto por acción del agua como del óxido de carbono.

El PLA se trata de un compuesto producido por la fermentación de la sacarosa. En un inicio, era sintetizado a partir de la lactosa (el azúcar de la leche). El ácido láctico puede obtenerse a partir de la fermentación de cualquier hidrato, siendo más habitual que se extraiga del almidón de maíz. Otros productos que también se emplean son la yuca y la caña de azúcar.

Historia de la creación del PLA

El PLA lleva más de un siglo investigándose. En 1845, se condensó por primera vez ácido láctico por medio de una destilación con agua que llevó a la formación del PLA. En 1894 se intentó, por primera vez, la producción de PLA mediante lactosa. No obstante, su inestabilidad todavía lo hacía un material de poca utilidad.

En 1932, Wallace Carothers, científico revolucionario de la empresa estadounidense DuPont, produjo un PLA más estable. Su técnica se basó en el calentado del ácido láctico para luego someterlo al vacío. En 1954, y tras algunos refinamientos, patentó el proceso que, aunque costoso, se empezó a utilizar para la fabricación de suturas médicas, implantes y como medio para dosificar medicamentos.

Gracias a los avances en la fermentación de la glucosa para la obtención de ácido láctico, el costo de producción ha experimentado una importante bajada. Esto, ha ayudado a que el interés por su uso aumente, sobre todo como sustituto eco-friendly a los plásticos tradicionales.

¿Qué te ha parecido este artículo? Esperamos que haya sido de tu interés para conocer mucho más sobre el PLA. Si formas parte de una empresa eco-friendly o quieres que tu negocio empiece a serlo, confía en La Bolsera para abastecer tu empresa de productos fácilmente reciclables.

Solicítanos más información sobre nuestros artículos a ventas@labolsera.net o llamándonos a 933 17 14 25. ¡Te esperamos!

Leave a Reply